Importancia sanitaria de la Legionelosis

REAL DECRETO 865/2003 - SEGÚN NORMATIVA
ESPECÍFICO PARA HOSTELERÍA
Logos de las Normativas

Actualizado a 2022

Lección 2: resumen

Importancia sanitaria de la Legionelosis

La Legionelosis, también llamada Enfermedad del Legionario, es una causa muy importante de neumonía tanto en centros sanitarios (ámbito más castigado por la bacteria) como en otros sectores como el ocio (piscinas públicas, balnearios, spa, etc.) y el ámbito de la restauración.

Desde hace varias décadas se conoce que el agua potable es la principal fuente de transmisión de la Legionella pneumophila.

Los conceptos básicos principales sobre la Legionella pneumophila son:

  • La Legionella es una bacteria que vive y se reproduce en ambientes acuáticos, es decir, sus nichos naturales son aguas superficiales y estancadas como lagos, pantanos, embalses o ríos.
  • Esta bacteria es la que provoca la enfermedad Legionelosis.
  • La enfermedad tiene dos formas diferentes: legionelosis propiamente dicha y la fiebre de Pontiac.
  • La bacteria Legionella pneumophila se encuentra de forma natural en:
    • El medio ambiente acuático (ríos, embalses, pantanos, arroyos, etc.).
    • Instalaciones ornamentales (fuentes decorativas, tanques de agua caliente, etc.).
    • Instalaciones deportivas o de ocio con agua especialmente templada (piscinas, jacuzzi, spa, etc.).
    • Sistemas y dispositivos de terapia respiratoria.
    • Torres de enfriamiento de aire acondicionado.
    • Sistema de agua potable.

Aparte de lo comentado anteriormente, la Legionella pneumophila tiene una característica particular y muy importante para poder completar su ciclo biológico: el bacilo puede vivir y reproducirse dentro de las amebas (microorganismos que viven en medio acuáticos y que se alimentan de bacterias), hecho que protege al microorganismo de las inclemencias ambientales.

Esta asociación, aparte de contribuir al desarrollo de Legionella, provoca que los tratamientos contra la bacteria sean menos eficaces.

Lección 2: ampliada

Conceptos básicos sobre Legionella Pneumophila

Biología de Legionella:

La Legionella es una bacteria que vive y se reproduce en ambientes acuáticos, es decir, sus nichos naturales son aguas superficiales y estancadas como lagos, pantanos, embalses o ríos. Además de estos nichos, la Legionella también se puede desarrollar en ambientes creados por el hombre, como los sistemas de agua sanitaria (ya sea fría o caliente), las fuentes ornamentales, las torres de refrigeración o los condensadores evaporativos.

Tiene una gran movilidad gracias a sus flagelos, estructuras alargadas que actúan como “timones” dirigiendo el recorrido del microorganismo. Su crecimiento es lento, ya que la formación de colonias significativas suele tardar entre 3 y 6 días. Necesitan oxígeno para vivir y multiplicarse.

Una de las principales ventajas evolutivas de Legionella, y que ha hecho que esté presente en la mayor parte de los países (especialmente aquellos considerados como “primer mundo”) es su amplio rango de condiciones físico-químicas que puede soportar. Por ejemplo:

  • La temperatura óptima para su crecimiento está comprendida entre los 35- 37ºC, pero puede desarrollarse fácilmente en ambientes entre 20 y 45ºC. No obstante, es importante indicar que la bacteria muere a partir de 70ºC (la Legionella pneumophila es capaz de soportar temperaturas de 50 °C durante varias horas, pero no se multiplica a temperaturas inferiores a 20 °C).
  • Aunque la bacteria prefiere lugares con altos porcentajes de humedad, puede desarrollarse en ambientes secos (humedad relativa entre 20 y 30%).
  • En cuanto a la calidad del agua, la Legionella es común en aguas con presencias de nutrientes (especialmente proteínas), microorganismos orgánicos (protozoos, algas, otras bacterias…) y depósitos sólidos (grava, arena, materia fecal…). Cuanto más turbia sea la fuente de agua, más probabilidad hay de contener esta bacteria.
  • La baja velocidad de circulación de las corrientes de agua es una de las características más influyentes para que esta bacteria se multiplique.
Cómo afecta la temperatura a la Legionella

Aparte de lo comentado anteriormente, Legionella pneumophila tiene una característica particular y muy importante para poder completar su ciclo biológico: el bacilo puede vivir y reproducirse dentro de las amebas (microorganismos que viven en medio acuáticos y que se alimentan de bacterias), hecho que protege al microorganismo de las inclemencias ambientales.

Esta asociación, aparte de contribuir al desarrollo de Legionella, provoca que los tratamientos contra la bacteria sean menos eficaces.

Clínica de Legionella:

La legionelosis, o Enfermedad de los Legionarios es causada por Legionella pneumophila. La patología recibió su nombre tras un contagio masivo en la Convención de la Legión Americana de Philadelphia en 1976.

La enfermedad tiene dos formas diferentes: legionelosis propiamente dicha y la fiebre de Pontiac. Las principales características entre una y otra se resumen en la siguiente tabla:

Legionelosis Fiebre de Pontiac
Infección grave que puede cursar con neumonía. Infección leve que generalmente no cursa con neumonía.
Síntomas: tos seca, expectoración, falta de aire o disnea, malestar general, dolor de cabeza y síntomas digestivos. Similar a un cuadro gripal: tos, dolor de cabeza, cansancio, dolor articular y fiebre no alta.
Los síntomas generalmente aparecen de 2 a 10 días después de la exposición, con un promedio de 5 a 6 días. Los síntomas generalmente aparecen de 5 a 72 horas después de la exposición, con un promedio de 24 a 48h.
Tiene una mortalidad muy alta, en torno al 25%. Tiene una mortalidad muy baja.
Suele aparecer en brotes epidémicos: hospitales, centros de salud, residencias de ancianos,etc. Suele aparecer en casos aislados.
Necesita tratamiento médico a base de antibióticos. No suele requerir tratamiento médico.

Aunque cualquier persona tiene riesgos de contraer legionelosis, la enfermedad se expresa con mayor gravedad en: personas mayores de 50 años, con enfermedades pulmonares previas y con el sistema inmunológico deprimido.

Las personas sanas que entran en contacto con la bacteria pueden no tener ningún síntoma o pueden experimentar sólo una enfermedad leve.

Modos de propagación de Legionella

La bacteria Legionella pneumophila se encuentra de forma natural en:

  • El medio ambiente acuático (ríos, embalses, pantanos, arroyos, etc.).
  • Instalaciones ornamentales (fuentes decorativas, tanques de agua caliente, etc.).
  • Instalaciones deportivas o de ocio con agua especialmente templada (piscinas, jacuzzi, spa, etc.).
  • Sistemas y dispositivos de terapia respiratoria.
  • Torres de enfriamiento de aire acondicionado.
  • Sistema de agua potable.

De todos ellos, los que presentan mayor riesgo son los 2 últimos. No obstante, los aparatos de climatización de las viviendas y de los vehículos no suponen un riesgo importante para el desarrollo de este microorganismo. La temperatura del agua caliente, el agua estancada, los sedimentos y la presencia de otros microorganismos son factores importantes en la amplificación de la Legionella.

Las bacterias entran en el aire cuando se crea una niebla o rocío de agua (por ejemplo, mediante dispositivos como cabezales de ducha o hidromasajes). Las personas respiran la niebla que ha sido contaminada con la bacteria y luego pueden enfermarse. En general, las bacterias no se propagan de persona a persona.

Epidemiología de Legionella

La presencia de Legionella Pneumophila es mundial, es decir, se encuentra en la mayor parte de los países, especialmente aquellos que se consideran industrializados. La legionelosis es evidentemente más frecuente en hombres que en mujeres (se supone que la causa es laboral, ya que hay más hombres que se dedican al sector de la aclimatación). También es más común en personas fumadoras (especialmente aquellas que fumen más de 20 cigarrillos al día), pacientes respiratorios, enfermos inmunodeprimidos crónicos y obesos.

Además, Legionella pneumophila es responsable de aproximadamente 1% a 3% de las neumonías adquiridas en la comunidad, 13% de las adquiridas en el hospital y hasta el 26% de las neumonías atípicas.

Repercusión sanitaria y social de Legionella

Legionella pneumophila es una bacteria que se debe considerar como una amenaza constante y potencialmente letal. Al estar asociada a centros hospitalarios o turísticos, las repercusiones de un brote por legionelosis pueden ser muy relevantes, especialmente al influir en personas con alto riesgo (como los ingresados en un hospital) y en un número muy elevado (como puede suceder en un hotel). Aparte de los 2 sectores anteriores, el ámbito de la hostelería también puede estar castigado gravemente por la bacteria.

Las principales repercusiones que aparecen tras un brote de legionelosis son las siguientes:

En el ámbito económico:

  • Pérdida de clientes en los lugares donde se desarrolle el brote.
  • Incremento del malestar social y quebranto de prestigio de la empresa.
  • Inversión en soluciones enfocadas a reducir la probabilidad de nuevo brotes.
  • Mayor gasto en publicidad para recuperar clientes.

En el ámbito laboral:

  • Bajas laborales en caso de que los trabajadores se vean afectados.
  • Despidos por la reducción de la actividad.
  • Cierre total del establecimiento en determinados casos.

En el ámbito sanitario:

  • Mayor carga hospitalaria.
  • Incremento del gasto sanitario, no sólo en cuanto a medicamentos, sino en profesionales que deban atender a los afectados.

En el ámbito social:

  • Incremento del miedo social a contraer una enfermedad potencialmente mortal.
  • Consecuencias, aparte de las laborales, relacionadas con el ámbito educativo (pérdida de días de clase…) como familiar (cuidado de menores, de mayores, etc.).

Más cursos


Más información

INSST - Legionelosis: medidas de prevención y control
Salud Madrid: Legionella
BOE - REAL DECRETO 865/2003
¿Qué es la Legionella?

SITIO WEB 100% SEGURO

Usamos encriptación SSL de 256 bit para garantizar la seguridad de nuestra web. Con nosotros estás seguro.